El Niño Aries – Astrología Infantil

Si ustedes son padres de un Aries, prepárense para la acción.

Su pequeño hijo de Marte, travieso y juguetón, estremecerá la casa con su dinamismo e imposición.  Desde el principio les hará sentir que él es el jefe y sin necesidad de hablar se las arreglará para que entiendan que quien da las órdenes .es él. Con su mirada alegre y su gran energía intentará siempre salirse con la suya e imponer su voluntad. Si no lo logra, estallará en llanto y armará escenas de un dramatismo abrumador que sólo se podrán controlar con una disciplina firme ejercida desde temprana edad.

Desde bebé, su pequeño carnerito demostrará que necesita mucha atención: pasará muchas noches in-cómodo, llorando y desvelándolos, pero si le dan masajes, lo acarician y le ejercitan las piernas antes de dormir, conseguirán apaciguar su inmensa cantidad de energía ayudándolo a conciliar un sueño más tranquilo. Su niño Aries es tierno y cariñoso. Desde pequeño muestra una gran necesidad de afecto y sólo a través del contacto físico se calmará la gran impaciencia característica de este signo.

Recurrirá a los gritos, al llanto y al escándalo para lograr ser atendido y los abrazos serán su único tranquilizante. Para estimular la inmensa alegría de su bebé Aries, es aconsejable decorar su cuarto con colores vivos y juguetes móviles que inviten a la acción, ya que le encanta sentirse acompañado. En la medida que va creciendo, este fuerte carnerito jugará a guerras y conquistas desbaratando muchos de sus juguetes. Asegúrense de que éstos sean de la calidad del hierro y del diamante, que son el metal y la piedra que rigen a este signo.

Alegoria Aries – Astróloga Anais Peña

tú, Aries, eres el primero en recibir la semilla, para que recaiga en ti el honor de plantarla. Que cada semilla que siembres se convierta en un millón en tus manos. No tendrás tiempo de ver cómo crece, porque todo lo que plantes crecerá nuevamente, y también deberá ser plantado. Serás el primero en penetrar la tierra de la mente humana con Mi Idea, pero no te incumbe el nutrirla, ni tampoco el cues-tionarla. Tu vida es la acción y la única acción que te impongo es la de que el hombre empiece a ser consciente de Mi Creación. Para que trabajes eficazmente, te doy la virtud de la autoestima.” Y Aries volvió lentamente a su sitio.

Astróloga Anais Peña.