Alegoría Tauro

A ti, Tauro, te doy el poder de conseguir que crezca la semilla. Tu tarea es gran­de y requiere paciencia, porque debes terminar todo aquello que está comenzado; de lo contra­rio, a las semillas se las llevaría el viento. No debe­rás preguntar nada, tampoco podrás cambiar de parecer mientras trabajes, ni confiar a los demás aquello que yo te pido que realices. Por eso te doy el don de la fuerza. Empléala con sabiduría. ” Y Tauro volvió a su sitio. Continúa leyendo Alegoría Tauro