El Niño Leo – Parte 2 ( Anais Peña Astróloga )

El Niño Leo (Parte 2)

… En varios sitios del mundo, este signo transcurre durante el calor del verano, cuando la gente está disfrutando del sol, practicando deportes y pasándola bien. Es la estación de la exhibición y por eso su bebé Leo es el exhibidor del Zodiaco.

Tiene una gran vitalidad y una fuerte capacidad de recuperación, pero tiende a sufrir fiebres altas. Dormirá feliz arrullado con historias dramáticas donde el protagonista sea bueno, digno y salga siempre triunfador. Tendrá fascinación por los animales, disfrutará enormemente los paseos al zoológico y será feliz teniendo una mascota.

En su etapa preescolar notarán su tendencia a ser “director”. Ustedes deberán hacerle comprender que él tiene una fuerte capacidad de liderazgo, característica que lo distingue de otros niños, como Cáncer o Libra, pero que ha de aprender a ser justo para que ese lideraz­go se desarrolle de forma positiva.

No repriman su entusiasmo y la alta opinión que tiene de sí mismo, pues eso dañaría seriamente su confianza, mucho menos hacerlo en público ya que puede reaccionar de manera colérica, enfurecida, como un animalito herido.

Anais Peña Astróloga.

El Niño Leo – Horóscopo Para Niños

Si ustedes son padres de un bebé Leo, prepárense para darle toda la atención que les exigirá. Él necesita ser el centro de atracción e intentará conseguirlo a toda costa.

El pequeño Leo es muy expresivo, alegre, risueño, generoso y juguetón. Se las arreglará siempre para salirse con la suya. Con .su majestuosa presencia, se sentirá el príncipe de la casa, convirtiendo a todos los que lo rodean en su corte y divirtiéndolos con su simpatía y carismática personalidad. Pero, cuidado!, ya que su tendencia a dar órdenes y ser atendido como un rey puede hacerlo caer en la holgazanería. Si ustedes no lo ayudan a corregir esto desde pequeño, les resultará muy difícil cambiarlo después.

Por su naturaleza alegre, su cuarto debe ser decorado con colores vivos y radiantes, muñecos de felpa y objetos musicales; así tendrá el escenario que necesita para actuar. En el “corral” se sentirá feliz si está colocado frente a una ventana recibiendo los rayos del sol y rodeado de juguetes con los que pueda representar una obra teatral, Para estimular su capacidad de organización, regálenle juguetes que pueda armar y desarmar a su antojo.

Anais Peña Astróloga.

Alegoría Tauro – Astrología Infantil

A ti, Tauro, te doy el poder de conseguir que crezca la semilla. Tu tarea es grande y requiere paciencia, porque debes terminar todo aquello que está comenzado; de lo contrario, a las semillas se las llevaría el viento. No debe­rás preguntar nada, tampoco podrás cambiar de parecer mientras trabajes, ni confiar a los demás aquello que yo te pido que realices. Por eso te doy el don de la fuerza. Empléala con sabiduría. ” Y Tauro volvió a su sitio.


El Niño Tauro – Anais Peña Astrologa

Si ustedes son padres de un bebe Tauro, prepárense para la fijación y la ternura. Su pequeño torito, emocionalmente afable, encantador y dócil, no dará un solo paso si no desea hacer algo y menos si se ve obligado. Si lo intentan descubrirán que es más fácil mover una roca que vencer el estado anclado de su Bebe Tauro, Del Cual Solo lograran sacarlo haciéndole sentir el amor que le tienen, eso lo derretirá.

Por su naturaleza venusina, ya que venus es el planeta que lo rige, deberá tratársele con mucha suavidad y cariño. A medida que crece tendrán que aprender a caminar a su ritmo porque no es tan rápido como los bebes Aries O Leo. Sin embargo, una vez que capta un concepto no lo olvida jamás. El signo Tauro es el que fija la primavera; su naturaleza es fijadora y colonizadora, de ahí que su ritmo sea diferente, un poco más pausado y calmado el de otros signos.


Es aconsejable decorar su cuarto con tonos pasteles: así su hijo reaccionara positivamente. En el “corral” disfrutara con juguetes de diferentes texturas que pueda construir y armar y que estimulen sus sentidos. le encantara gatear y tener contacto con la naturaleza, se divertirá mucho en parque o el jardín.

El amor y la armonía son la clave para poner el torito en sintonía. Además de poseer una mente practica y amónica, tiene buena disposición para la música y el canto. Ayúdenlo a desarrollar esa habilidad desde temprana edad.

Su niño Tauro es tierno, dócil y obstinado. Necesita ser mimado y recibir grandes dosis de afecto, a lo cual responderá de la misma manera aprendiendo que dar es más importante que recibir.

Anais Peña Astrologa – Horóscopo para Niños.

El Niño Aries – Astrología Infantil

Si ustedes son padres de un Aries, prepárense para la acción.

Su pequeño hijo de Marte, travieso y juguetón, estremecerá la casa con su dinamismo e imposición.  Desde el principio les hará sentir que él es el jefe y sin necesidad de hablar se las arreglará para que entiendan que quien da las órdenes .es él. Con su mirada alegre y su gran energía intentará siempre salirse con la suya e imponer su voluntad. Si no lo logra, estallará en llanto y armará escenas de un dramatismo abrumador que sólo se podrán controlar con una disciplina firme ejercida desde temprana edad.

Desde bebé, su pequeño carnerito demostrará que necesita mucha atención: pasará muchas noches in-cómodo, llorando y desvelándolos, pero si le dan masajes, lo acarician y le ejercitan las piernas antes de dormir, conseguirán apaciguar su inmensa cantidad de energía ayudándolo a conciliar un sueño más tranquilo. Su niño Aries es tierno y cariñoso. Desde pequeño muestra una gran necesidad de afecto y sólo a través del contacto físico se calmará la gran impaciencia característica de este signo.

Recurrirá a los gritos, al llanto y al escándalo para lograr ser atendido y los abrazos serán su único tranquilizante. Para estimular la inmensa alegría de su bebé Aries, es aconsejable decorar su cuarto con colores vivos y juguetes móviles que inviten a la acción, ya que le encanta sentirse acompañado. En la medida que va creciendo, este fuerte carnerito jugará a guerras y conquistas desbaratando muchos de sus juguetes. Asegúrense de que éstos sean de la calidad del hierro y del diamante, que son el metal y la piedra que rigen a este signo.